Dertycia: Sigue la actualidad del antimadridismo en nuestro grupo de Facebook"

jueves, 5 de mayo de 2016

La vuelta en casa

El resto de equipos tiene que hacerlo muy bien para ganar la Champions. El Madrid tiene que hacerlo muy mal para no ganarla. Esta es la verdad incontestable a la que asistimos desde hace bastantes años. El equipo blanco quedó eliminado de la competición europea en recientes ediciones ante rivales como la Roma o el Olympique de Lyon. En 2010 por ejemplo, el equipo francés eliminaba al Madrid en lo que venía siendo una racha de seis temporadas cayendo en octavos. 
Ahora dirán que la suerte ha cambiado...pero la "suerte" sigue siendo la misma, un abanico de rivales que podría hacer campeón al propio Wolfsburgo, y que solo la torpeza extrema conseguía alcanzar a desperdiciar en tantas ocasiones. 
Las redes sociales ardían pronosticando un Wolfsburgo con la vuelta en casa, y a continuación un Manchester City con similar finiquito en casa. Tanto clamor habría significado en otros tiempos alguna pequeña variación para disimulo del teatrillo, pero la inseguridad y desconfianza de "los tejedores de suerte" en su propio equipo llega a ser tal que, en las fechas actuales, no se guardan ni las formas.Tal vez porque Europa era la última opción, tal vez porque Zidane debía funcionar si o si. Quien sabe. Quizás por todo lo anterior. 
El resultado es que el Madrid podría ganar su quinta Champions (igualando al Barcelona) midiéndose tan solo con dos rivales de cierto peso, el Mánchester City y el Atlético de Madrid.
En la final, eso sí, no habrá vuelta en casa, pero eso es una buena noticia para ellos...prefieren jugar a partido único. Al City (cuarto en la Premier a 13 puntos del lider, el Leicester City) les ha costado horrores sentenciarlo en casa con un solo gol. Y en la ida pudimos ver que ambos equipos estaban al mismo nivel. Esa es la realidad del Madrid, su nivel está ahí, en el City.
Ahora les espera el rival más fuerte de su liviano camino, el Atlético de Madrid. Si soy sincero, prefería al Bayern. ¿Por qué? pues porque el Atlético juega en nuestra liga, y sus circunstancias van a depender mucho de detalles y decisiones que se forjan en casam como por ejemplo disponer de la mitad de tiempo que el Madrid para descansar antes de la final. ¿Os suena?